martes, 24 de marzo de 2020

LAS MACRÓFAGAS


Las Macrófagas




Logró, después de años de trabajo, mutar genéticamente unas células. Consiguió que atraparan y

devoraran a sus odiosas compañeras cancerígenas sin que alteraran el sistema del sujeto portador.

Había experimentado en ratones con horribles tumores.

Después del tratamiento, se encontraban perfectamente saludables, sin rastro alguno de su

antiguo padecimiento.

No podía aun aplicar el maravilloso descubrimiento en seres humanos.

Había que hacer cientos de estudios y ensayos clínicos en otros especímenes para considerar la

presentación final del proyecto como cura definitiva de la amarga enfermedad.

Fue su angustia y desesperación lo que le llevó a introducir a las “Macrófagas”, como las había

bautizado, en el cuerpo de su pequeña hija, con cáncer de páncreas.

No pudo expresar su felicidad al ver la pronta remisión. Era un absoluto milagro.

Tampoco consiguió explicar su alienado horror, cuando en contra de todas las expectativas, las

células se descontrolaron en forma irrefrenable, y comenzaron a devorar por dentro a su niñita,

que en pocas horas se transformó en una espantosa momia consumida, con una mueca póstuma

de sorpresivo desconcierto.

Antes de pegarse un tiro, pensó que se había apresurado demasiado…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario