sábado, 23 de mayo de 2020

ANGELES


Ángeles

Publicada en la revista Boletín Papenfuss  @PapenfussRev




-Doc, ya son doce horas sin parar. Ya váyase a descansar…

-¿Qué hay de ti, Rosa? ¿Cuánto llevas en pie?

Ella se encogió de hombros, con una sonrisa cansada.

El doctor le sopló un beso. Admiraba profundamente a la curtida enfermera, y su fortaleza.

-Me voy a ir, pero a mi misión secreta…

-¡Por cierto! ¡Tengo algo para eso!

Rosa le entregó una pesada bolsa.

Él la recibió, feliz, y se marchó.

Sacudiéndose el agotamiento, al llegar a su hogar, llenó de bultos su coche, y se dirigió al barrio más pobre de la ciudad

Sacando el primer paquete, tocó una humilde puerta.

-¡Doctor! ¡Dios lo bendiga! Cristian sigue con fiebre...¡Gracias por los alimentos!

El médico reconoció amorosamente al niño, y le dio instrucciones a la afligida madre, para seguir su ronda.

-¿Ya se fue el ángel, mami? Me siento mejor…

-Era el doctor, mi cielo…

-No, mami. Es un ángel. Ustedes, los adultos no los reconocen. Nosotros, los niños, lo sabemos…Ángeles de bata blanca…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario